La demanda de gasolinas se encamina a una nueva normalidad

La demanda de gasolina en nuestro país se encamina hacia una nueva normalidad después de haber tocado su peor nivel histórico en abril de 2020, ante la emergencia sanitaria de covid-19.

Entre el 15 y 21 de junio el consumo de gasolina se elevó a 621,000 barriles diarios desde los 429,000 barriles diarios en la segunda semana de abril, de acuerdo con datos de la Secretaría de Energía (Sener).

Pese a la recuperación escalonada, esta cifra representa un descenso de 21% comparado con la demanda registrada en el mismo periodo de junio en 2019.

“La demanda presenta un fenómeno tipo W y pudiera incrementar en agosto, pero dependerá de si gran parte del país esté en semáforo naranja y otros en septiembre puedan pasar a verde”, comentó el analista de la firma Caraiva y Asociados, Ramsés Pech.

La importación de gasolina mostró un aumento marginal en la mitad de junio después de haber iniciado junio con 248,000 barriles diarios, su peor nivel en los últimos tres años,

En la misma semana registrada, México produjo 255,000 barriles diarios del combustible, un aumento de 6.6% anual.

Los inventarios registraron un nivel sin cambios significativos a 7.2 millones de barriles, desde el pico histórico de 9.4 millones en abril.

El sector gasolinero prevé que las pérdidas por menores volúmenes de venta de combustible continúen hasta el final de 2020, durante la Nueva Normalidad que experimenta el país tras la emergencia sanitaria de coronavirus covid-19.

A partir del 1 de junio, el gobierno mexicano comenzó con su programa de nueva normalidad para reactivar la economía, luego de más 60 días de aislamiento de la población, y regulado por un sistema de semáforo por entidad.

La Ciudad de México, el principal mercado de combustibles del país, flexibilizó su programa de Hoy No Circula y transitó hacia un semáforo naranja para darle paso a las actividades no esenciales restringidas, con el objetivo de comenzar la reactivación comercial de la capital.

 

Fuente: Forbes