Recaudación por IEPS a gasolinas bajó 20.6% en enero; su mayor reducción en 3 años

Recaudación por IEPS a gasolinas bajó 20.6% en enero; su mayor reducción en 3 años

Los ingresos que obtiene el gobierno por el pago del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se aplica a la gasolina presentaron una disminución en enero de este año, de acuerdo con la información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el primer mes del año se captaron 24,183 millones de pesos a través del cobro de este gravamen, lo que resultó 20.6% menor a lo que se recaudó en el mismo mes del 2020, previo a que la pandemia del Covid-19 llegará a México.

Se trata de la mayor reducción que se tiene para un inicio del año desde el 2018, cuando la recaudación disminuyó en 33.5 por ciento.

De acuerdo con analistas, la reducción en la captación de estos recursos se debió a que desde diciembre del año pasado se anunció que varias entidades del país regresaban a semáforo rojo, lo cual disminuyó nuevamente la movilidad en el país y, por ende, la demanda de estos combustibles.

“Si recordamos, en enero del 2020 todavía no estábamos en este paro económico y en este 2021 varios estados habían regresado al confinamiento, con la actividad económica reducida. Aunado a esto, de acuerdo con las estadísticas de Pemex se observa que las ventas de barriles por día disminuyeron alrededor de 25% en comparación con el mismo mes del 2020”, explicó Adrián García, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Las estadísticas de Hacienda mostraron que en el primer mes del año los recursos que se obtienen por el IEPS a gasolina y diésel a nivel federal dejaron al erario público 21,829 millones de pesos, esto es una reducción de 22.1% respecto al mismo mes del 2020.

En tanto, el IEPS a estos combustibles a nivel estatal dejaron a las arcas del gobierno 2,354 millones de pesos, 3.2% menos que en enero del 2020.

Estímulos fiscales

Hacia adelante, los especialistas esperan que la recaudación por este gravamen se pueda ver afectada por los estímulos fiscales que se reactivaron en febrero pasado para la gasolina ante el incremento en los precios internacionales del petróleo, así como por el riesgo de una tercera ola de contagios en otros países.

En febrero pasado, luego de casi un año de no aplicarlo, Hacienda informó sobre la reactivación del estímulo fiscal al IEPS de gasolina ante el incremento en el precio internacional del petróleo que afecta directamente el precio de la gasolina al consumidor final.

Con este estímulo, que se ha mantenido e incrementado desde el 6 de febrero pasado, los consumidores pagan sólo una parte del IEPS que se cobra en los combustibles.

Lo anterior, explicó Raymundo Tenorio, catedrático del Tec de Monterrey, podría afectar la recaudación del gravamen porque si bien en teoría la menor contribución de los consumidores a las arcas debería compensarse por una mayor demanda del combustible, la actividad económica mexicana aún no opera en su totalidad.

Además, ante un constante incremento del precio internacional del petróleo se podría esperar que la SHCP continúe aplicando estos estímulos e, incluso, los incremente.

De acuerdo con la última actualización publicada en el Diario Oficial de la Federación, del 13 al 19 de marzo se dará un estímulo fiscal de 51.62% a la gasolina magna; de 21.30% a la gasolina premium; y de 26.97% al diésel.

De esta manera, los consumidores pagarán 2.4744 pesos de IEPS por litro de gasolina magna; 3.3992 pesos por litro de gasolina premium; así como 4.1052 pesos por litros en el caso del diésel.

Nuevos contagios

Otro de los factores que podría afectar la recaudación de este gravamen es una nueva ola de contagios que frene, nuevamente, la actividad económica y disminuya la movilidad, tanto a nivel nacional como internacional.

Raymundo Tenorio explicó que una tercera ola de contagios en otros países podría tener un efecto colateral en México por la afectación en las cadenas comerciales que mantiene con otras naciones.

Adrián García añadió que “Si la reapertura de la economía se vuelve a revertir y hay otro paro de la economía, definitivamente afectaría la recaudación porque las estimaciones que se hicieron en el Paquete Económico para este año consideraban que esto ya no sucedería”.

 

Fuente: El Economista