Proyección de duplicar el número de gasolineras sólo ha avanzado 9%

En 2017 con un cronograma de completo de liberalización del mercado de combustibles en el país, la proyección de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) bajo el mandato de Enrique Peña Nieto, era que el número de gasolineras se duplicaría entre 2022 y 2023. No obstante, a cuatro años de esto, la meta sólo ha avanzado 9%.

Con la administración del presidente, Andrés Manuel López Obrador los permisos para nuevas estaciones de servicios se han dado a cuentagotas y muchos siguen en la espera, alrededor de un centenar de gasolineras que ya están construidas siguen sin poder operar, en una estimación conservadora, la inversión paralizada es de 1,000 millones de pesos.

El año en que se liberaron los precios de las gasolinas y el diésel, y que el Gobierno de México abrió el mercado para las importaciones de privados (2017), en México había cerca de 11,800 gasolineras. A agosto de este año son 12,849, se han sumado alrededor de 1,050 estaciones de servicio.

La proyección de alcanzar 24,000 gasolineras entre 2022 y 2023 se ensombrece y cada vez se mira más lejana, los empresarios no quieren tener sus inversiones detenidas ante la falta de la resolución de permisos de la CRE.

No hay respuesta de la CRE

Hay inversiones detenidas desde 2019, esto a pesar de que la CRE cuenta con tres meses para resolver la solicitud conforme al artículo 17 de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo Federal, asegura en entrevista con Forbes México Alicia Zazueta Payán, directora general de eServices, empresa especializada en el cumplimiento normativo del sector de hidrocarburos.

“A raíz de la reforma energética, que trajo consigo la apertura del mercado y una serie de tramitología y carga administrativa, se ha venido reflejando en el costo de los inversionistas, sin embargo, hoy en día la preocupación del empresario gasolinero es la falta de respuesta por parte de la CRE en cuanto a las solicitudes de nuevos permisos para expender público de estaciones de servicio”.

Para la especialista esto está mermando la confianza de los empresarios, no hay certidumbre para nuevas inversiones.

Una de las quejas de la actual administración, es que el sector gasolinero no estaba construyendo nuevas estaciones de servicio, la secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle, señaló que los empresarios solo se estaban dedicando a reconvertir las que ya existían bajo la franquicia de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Sin embargo, son muchos los permisos para el expendio al público de gasolineras ya construidos que no se están dando por parte de la CRE desde que inició este sexenio.

“Hay áreas de oportunidad en todo el país, puntos de venta en zonas estratégicas donde se pudieran colocar estaciones de servicio, pero al ver que otros proyectos no caminan y el cómo se encuentra el sector, simple y sencillamente se detienen”, indica Zazueta Payán.

Sólo 81 permisos en 2021

En los últimos tres años del gobierno de Peña Nieto, el promedio de permisos para nuevas gasolineras era un promedio de 475 al año, en los tres primeros de AMLO es de 220, una diferencia de 255 autorizaciones.

En este año, la baja en las resoluciones de la CRE es más preocupante, pues entre enero y agosto sólo ha dado luz verde para 81 permisos.

“En junio y julio no resolvió nada, en agosto únicamente un permiso, (…) el Órgano de Gobierno de la CRE sí se reúne, pero en las últimas sesiones que ha tenido ha resuelto en otras materias como la eléctrica, en el gas LP, gas natural y ha dejado de alguna manera a un lado el tema de petrolíferos”, apunta Alicia Zazueta.

En 2020, los permisos concedidos por la CRE fueron 216, a ochos meses de 2021 se ha otorgado sólo 37% de lo del año pasado.

Los empresarios han pedido audiencias con la CRE, pero con la pandemia estas también se detuvieron.

Zazueta Payán reitera que esto deja de incentivar la inversión y la construcción de más gasolineras, la incertidumbre jurídica de la gestión y trámites de las autoridades reguladoras no lo están propiciando.

Además del freno en los permisos para el expendio al público, la cancelación de permisos para importación de petrolíferos, es otro factor que está pegando en la confianza del sector gasolinero.

De acuerdo con la información de la propia Sener, ha dejado sin efecto 1,866 permisos de importación de combustibles para privados.

“Eso también tiene una afectación directa a las estaciones de servicio porque ahora tienen que buscar a otros socios comerciales de la noche a la mañana porque sus suministradores simple y sencillamente ya no les van a surtir”.

Vienen recursos legales

Los empresarios que tienen ya construidas sus estaciones de servicio, pero que la CRE sigue sin darles su permiso de expendió ya están volteando a ver sus opciones legales, comenta Alicia Zazueta.

“Desgraciadamente muchos de los temas se están judicializando, es decir, al no tener una respuesta por parte de la autoridad y esperar más de un año, pues muchos de los empresarios voltean a ver medios de defensa alternativos para buscar a través de los tribunales una respuesta a sus solicitudes y proteger sus inversiones y su patrimonio”.

Pero es un proceso largo, donde una resolución por parte de un juez puede tardar hasta un año, sin embargo, el silencio de la autoridad a eso los está orillando.

¿Cómo va la competencia?

De acuerdo con la fotografía del sector gasolinero en México que realiza cada mes PETROIntelliegnce, a agosto de este año, la franquicia de Pemex sigue siendo la dominante con 8,804 estaciones de servicio, le sigue BP con 531, Exxon Mobil con 500, G500 con 470, Repsol con 262, Total y Shell con 228 cada una, Chevron con 206, Arco con 191 y Gulf con 170.

El resto de las estaciones de servicio se distribuyen en 157 imágenes comerciales diferentes.

Los tres estados donde la imagen de Pemex sobresale son: Tabasco donde 70% de las gasolineras tienen la de la Empresa Productiva del Estado, en Nuevo León es 64%, Aguascalientes 63%.

Y los tres estados donde tiene la más baja penetración son: Guerrero con 4%, Nayarit con 10% y Oaxaca con 13%.

 

Fuente: Forbes