Orbit Fab busca ser la gasolinera del espacio: pondrá en 2022 un módulo con tanques de combustible en órbita

Uno de los mayores límites a la hora de llevar cosas al espacio es la gran cantidad de combustible necesario tanto para salir de la Tierra como después. Pero, ¿y si se pudiese repostar más tarde y así llevar menos peso desde la Tierra? Es la idea que tiene Orbit Fab en mente, una startup de reabastecimiento de combustible en el espacio. Y preparan su "gasolinera espacial" para ser lanzada en 2022.

A finales de 2022 o principios de 2023 la NASA y SpaceX tienen una misión planeada relacionada con el módulo de aterrizaje lunar. Esta misión será aprovechada para llevar más cargas útiles al espacio, como la "gasolinera espacial" de Orbit Fab. La compañía ha aprovechado para anunciar que se han aliado con SpaceX para ello.

Una gasolinera en la órbita geoestacionaria

El objetivo es dejar a Tanker-002, nombre que recibe el artefacto, en la órbita geoestacionaria de la Tierra. Según han expresado, es donde la mayoría de sus clientes están interesados. Destacan entre sus clientes al Departamento de Defensa de Estados Unidos y otros servicios de inteligencia.

Previamente Orbit Fab ya ha probado esta idea lanzando su primer módulo el pasado mes de julio. Fue más bien un lanzamiento de prueba para verificar que todo funciona correctamente en cuanto a presión y otros aspectos. Tiene un peso de apenas 45 kilogramos, se espera que el Tanker-002 suba casi los 100 kilogramos.

Los depósitos de Tanker-002 estarán llenos de hidracina, un tipo de combustible utilizado por algunos cohetes y naves espaciales. La idea es colocar el módulo con los depósitos de combustible "a unos cientos de kilómetros del cinturón geoestacionario para no abarrotar la órbita", según indicaron. En el momento que uno de los clientes necesite combustible, la gasolinera s mueve para colocarse en la misma órbita, encontrarse con el cliente y repostar.

A la hora de repostar Orbit Fab ha desarrollado un puerto que permite acoplar naves y satélites fácilmente a sus depósitos. Este puerto se está compartiendo con los clientes para que desarrollen sus naves y sean compatibles. Esto implica que no van a repostar satélites y naves que ya se encuentran en el espacio, tan sólo nuevos modelos que lleguen ahí y previamente hayan llegado a acuerdos con Orbit Fab.

En los próximos años veremos si la idea de Orbit Fab es un éxito o sólo un interesante concepto. La compañía promete tener varios acuerdos millonarios ya firmados. Y, si sale bien, puede ser una gran opción para alargar la vida útil de los satélites, que actualmente ya se hace acoplándoles nuevos propulsores.

 

Fuente: Xataka