Endurece la 4T las verificaciones en estaciones de servicio

Las verificaciones en las estaciones de servicio del país se han endurecido con el Gobierno de la autodenominada Cuarta Transformación (4T), reveló en entrevista Ricardo Reynaga Terrones, director jurídico de E-services, quien, en su opinión, pareciera que existe una instrucción del Gobierno Federal de vigilar, verificar o en algunos casos, retirar de operación algunas estaciones de servicio.

“Lo que están haciendo es auditar y verificar siendo muy estrictos con el cumplimiento de la norma con el sector de hidrocarburos”, señaló el especialista en temas legales.

Reynaga Terrones recordó que aunque lo anterior forma parte de sus facultades como autoridad y se actúa bajo el marco de la ley, en la aplicación de la misma es donde se ‘tuerce el derecho’. El incorrecto proceder puede derivar por la falta de capacitación de los servidores públicos o de los que van al domicilio que no siguen correctamente el procedimiento legal, explicó.

“No hacen valoración de pruebas correctamente; ahí es donde en perjuicio de la estación de servicio le aplican una sanción cómo es la clausura o la revocación del permiso para operar”, dijo.

En México, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) es el ente que entrega a cada estación de servicio un permiso de expendio de combustibles conformado de la siguiente manera: Permiso en Trámite de Petrolíferos (PL), Número de permiso, el señalamiento de Expendio en Estación de Servicio y finalmente el año de ingreso. Por lo general, éste se encuentra en las marquesinas de precios con las que cada gasolinera debe contar.

La irregularidad

Como parte del equipo jurídico de e-Services, Ricardo Reynaga comentó que durante este 2021 hubo más de una decena de casos donde la autoridad procedió con la revocación de permiso a empresarios gasolineros, una tendencia que apenas está ‘despegando’.

Criticó que en algunos casos, incluso cuando la CRE estableció suspensión de plazos y términos legales, como medida de prevención y combate de la propagación del coronavirus COVID-19 en el país , ésta revocó licencias de operación a algunas estaciones de servicio.

“Resultaba incongruente porque si se quería entregar una prueba para desvirtuar la clausura de una estación, la CRE no la podía valorar porque estábamos en pandemia; en tanto, sí actuaba en otras entidades federativas en perjuicio del gasolinero”, comentó.

Reynaga lamentó que al interior de la industria gasolinera mexicana circule un rumor de que las autoridades ‘no molesten’ a las empresas que trabajan con Pemex o sean de la marca Pemex. “Si se trata de un privado, se ‘encaja más la uña’, señaló.

 

Fuente: Energy 21